Sudando la camiseta

La constancia a la hora de sudar la camiseta

Dicen que se necesitan unos 21 días para acostumbrarnos a un nuevo hábito. No sé si será verdad, si tienen que ser seguidos, pueden ser pausados o qué, pero cuando empecé a moverme de nuevo, una persona ya me dejó claro que la constancia era una parte importante de la receta para conseguir un objetivo.

Me puse manos a la obra intentando ser constante cada mañana cuando me levantaba al salir de la cama a una hora, hiciese calor o frío y si llovía buscaba una alternativa o posponía para la tarde mis salidas al exterior.

El primer día empiezas todo motivado, pero el segundo ya te cuesta un poco más porque a lo mejor tu cuerpo se encuentra más cansado que el día anterior por haber tenido más movimiento, pero te levantas también, pero al tercero ya te empieza a entrar la pereza de quedarte un rato más en la cama. Ahí es donde entra el esfuerzo de la constancia de querer conseguir tu objetivo en mi caso la de “Sudar la camiseta”.

Reconozco que más de un día no he podido levantarme a lo mejor por exceso de cansancio al principio, ya que hay que sumarle las horas de trabajo diarias y del estrés que este pude provocar según mi puesto. Pero si descubrí que cada mañana cuando me levantaba y activaba el modo “No molestar” en el móvil y me colocaba los auriculares con mis sesiones de música conseguía unos momentos de desconexión solo para mí.

Esa desconexión es algo a lo que le coges gustillo enseguida al menos en mi caso y que consigue que esa constancia sea más fácil de llevar y quieras volver a tenerla día tras día. 🧘‍♂️

Coger una constancia puede no ser algo fácil para todos, pero una vez se supera la barrera psiológica y física está casi todo hecho. También ayuda ver que muchas otras personas que no hacen ese esfuerzo diario se quedan sorprendidos de la fuerza de voluntad que tienes para hacerlo cada día lo cual ayuda más a motivarte porque haces algo diferente a los demás.

Y ya lo que más ayuda a seguir teniendo esa constancia además de todo lo anterior explicado es ver como otra gente también intenta mantener el ritmo a todas horas, sean las 6 de la mañana o las 6 de la tarde, ya que cuando salgo sea la hora que sea haya sol o no, siempre hay alguien con el que te cruzas haciendo el mismo esfuerzo. 💪

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *