Aprender a tener paciencia ante una lesión y trabajar de otra manera para no lesionarse más

3 semanas ya han pasado desde mi última lesión de gemelo. El pasado lunes tocó al fin la ecografía y aunque hasta el próximo lunes no tocan resultados definitivos ya me confirmaron que había rotura de fibras. 😤

Faltará saber si va a ser necesaria rehabilitación de algún tipo y que tardará. Pero en lo que se refiere a “sudar la camiseta” toca empezar de 0 otra vez.

Aunque ha estado bien tomar unas semanas de reposo, no ha habido día que no me levantase temprano para no perder el ritmo de madrugar y poder seguir con la rutina una vez recuperado. 💪

Añadir también que durante estas semanas se me han escapado actividades para poder disfrutar de los entrenos realizados. Pero hay que ser positivos, ya vendrán más y el más próximo con algo de suerte y trabajando bien en la recuperación podré llegar a una carrera que hay en Barcelona bastante sencilla de recorrido. Pero sin forzar. Y sin dejar de lado haber descubierto nuevas zonas para ir a entrenar ahora con el buen tiempo. 🙂

Las lesiones siempre son un rollo y más cuando te encuentras bien física y mentalmente y te obligan a estar parados un largo periodo. Pero opino que es algo importante a tener en cuenta ya que se puede aprender a tener paciencia en la recuperación y a trabajar mejor o de otra manera si nuestro entreno ha podido ser la causa de la lesión.

40ª Cursa de El Corte Inglés

No hace mucho un vecino de mi barrio viendo que estaba motivado en hacer mis kilómetros diarios me empujó a apuntarme a esta típica Carrera popular que se realiza en Barcelona. Son 10 Km y parte de la ruta transcurre por donde suelo ir yo. Y este año se celebran los 40º años justamente. “40ª Cursa de El Corte Inglés”.

Así dije, qué diablos, vamos a apuntarnos, no sin antes conseguir arrastrar a alguien más conmigo. Que emoción tendría hacerlo solo. 😄

Cabe destacar que desde hace poco tiempo he empezado a trotar un poco y coger mejor fondo todavía. Algo que nunca pensé que llegaría a conseguir. No soy rápido corriendo, ya me gustaría, pero si veo que cada día que sigo trabajando voy mejorando las distancias y la comodidad de sentirse bien haciendo ese esfuerzo. El frío todavía sería una pequeña barrera para sentirse cómodo del todo, pero una vez calentado bien es como si no existiese.

Así pues, el próximo 8 de Abril previa cita de la recogida del dorsal (será mi primer dorsal y mi primera carrera) realizaremos esos 10Km para disfrutar y no para competir y quedarse por el camino con la lengua fuera. 😛

Este será el recorrido. Cabe destacar que un pequeño tramo se realizará por dentro del Estadio Olímpico, algo que me parece interesante, ya que uno no entra todos los días ahí dentro y menos para “sudar la camiseta”. 😃

Y estoy seguro qué no será mi última carrera si quedo satisfecho del esfuerzo realizado en esta. Así que esta semana terminaremos de prepararnos bien y trabajar bien para estar a punto para el próximo domingo.

La constancia a la hora de sudar la camiseta

Dicen que se necesitan unos 21 días para acostumbrarnos a un nuevo hábito. No sé si será verdad, si tienen que ser seguidos, pueden ser pausados o qué, pero cuando empecé a moverme de nuevo, una persona ya me dejó claro que la constancia era una parte importante de la receta para conseguir un objetivo.

Me puse manos a la obra intentando ser constante cada mañana cuando me levantaba al salir de la cama a una hora, hiciese calor o frío y si llovía buscaba una alternativa o posponía para la tarde mis salidas al exterior.

El primer día empiezas todo motivado, pero el segundo ya te cuesta un poco más porque a lo mejor tu cuerpo se encuentra más cansado que el día anterior por haber tenido más movimiento, pero te levantas también, pero al tercero ya te empieza a entrar la pereza de quedarte un rato más en la cama. Ahí es donde entra el esfuerzo de la constancia de querer conseguir tu objetivo en mi caso la de “Sudar la camiseta”.

Reconozco que más de un día no he podido levantarme a lo mejor por exceso de cansancio al principio, ya que hay que sumarle las horas de trabajo diarias y del estrés que este pude provocar según mi puesto. Pero si descubrí que cada mañana cuando me levantaba y activaba el modo “No molestar” en el móvil y me colocaba los auriculares con mis sesiones de música conseguía unos momentos de desconexión solo para mí.

Esa desconexión es algo a lo que le coges gustillo enseguida al menos en mi caso y que consigue que esa constancia sea más fácil de llevar y quieras volver a tenerla día tras día. 🧘‍♂️

Coger una constancia puede no ser algo fácil para todos, pero una vez se supera la barrera psiológica y física está casi todo hecho. También ayuda ver que muchas otras personas que no hacen ese esfuerzo diario se quedan sorprendidos de la fuerza de voluntad que tienes para hacerlo cada día lo cual ayuda más a motivarte porque haces algo diferente a los demás.

Y ya lo que más ayuda a seguir teniendo esa constancia además de todo lo anterior explicado es ver como otra gente también intenta mantener el ritmo a todas horas, sean las 6 de la mañana o las 6 de la tarde, ya que cuando salgo sea la hora que sea haya sol o no, siempre hay alguien con el que te cruzas haciendo el mismo esfuerzo. 💪

Vuelta a sudar la camiseta

Hola a todo el mundo. 😀

Me llamo Alex, soy de Barcelona, tengo 38 años (2018) e inicio este nuevo blog para contar mi experiencia personal de cómo es volver después unos 8 años “sin sudar la camiseta” volver a sudarla.

La idea surge 1 año después de volver a mi deporte después de 20 años sin practicarlo, el Judo. Soy cinturón marrón y quería volver para sacarme esa espinita de llegar al menos al cinturón negro. La única razón no era solamente esa, el tener una vida sedentaria de solo trabajo hacía que mi salud acabase perjudicada, así que tuve la excusa perfecta para volver.

Pero la cosa no fue tan bien, al tercer día y tomándomelo con calma la vuelta sufrí una fisura en el menisco izquierdo, que me tuvo entre pruebas médicas, rehabilitación y acabar de fortalecer 6 meses. Un buen susto que me hizo plantearme mi vuelta de forma más calmada. 😩

20 días después de mi vuelta y viendo que aguantaba bien, hacía mis calentamientos con la calma e iba sudando mi kimono la desgracia volvió sobre mí en el tercer ejercicio de calentamiento. Rotura de gemelo. 1,5cm que me mantuvo unos 5 meses apartado aproximadamente. ⚠

No entendía que podía estar pasando. Había mejorado bastante mi alimentación, empezaba a ser menos sedentario yendo de un sitio para otro a pie, descansaba mejor no acostándome tan tarde, me sentía incluso mejor. Eso fue para mí un hundimiento moral, 2 lesiones graves en 1 mismo año, si quiera había conseguido hacer 1 mes completo de Judo en 11 meses.

Pero es aquí cuando empieza mi aventura personal de vuelta a “sudar la camiseta”. Una tarde quedé con alguien para dar una caminata por Barcelona y descubrí en esa persona lo que es la fuerza de voluntad para conseguir algo con constancia levantándose a las 6am de la mañana para preparar en su caso una Maratón.

Eso me hizo ver las cosas desde otro punto de vista, aunque estuviese lesionado, me animó a no rendirme y aunque las cosas cuesten y duelan podemos conseguir nuestras metas. 🏁

Así pues, después de esas tardes y bajo consulta del traumatólogo y fisioterapeuta que me llevaban les consulté si había problemas en dar caminatas largas con tramos de escaleras y cuestas para recuperar el gemelo y fortalecerlo. Su respuesta fue que mientras no se me cargase demasiado el gemelo no había problema, pero sin pasarse.

Así pues, decidí ponerme manos (o piernas a la obra). Quise controlar más mi actividad, así que me fui a eBay y adquirí un “podómetro Lemfo S2” chino que al menos me contabilizaría los pasos dados diariamente. Seguido de eso, haría el esfuerzo de levantarme también a las 6am y realizar mi recorrido antes de ir a trabajar y por la tarde complementar otra caminata más hacia rehabilitación (40 minutos de ida con cuestas inclinadas y 40 minutos de vuelta más relajado con bajadas).

Mi día a día empezó a cambiar. Solo subir un tramo de escaleras me hacía sudar, pero con cada día ejercitado me costaba menos y notaba el cambio en mi cuerpo llegando a perder a fecha de este post casi 16 Kg estables como lo llamo yo, conseguir mayor potencia de piernas y sentirme más ligero a la hora de hacer cualquier actividad física. Y lo más importante, encontraba más motivación para seguir trabajando.

Desde este blog espero poder aportar a todo el mundo que le interese mi experiencia personal de vuelta al deporte, consejos o artículos que me parezcan interesantes de otras webs (enlazándolos), material utilizado desde mi uso personal o aportes que me puedan hacer conocidos.

Sed bienvenidos todos. 💪😃 🎽🏅