Vuelta a sudar la camiseta

Hola a todo el mundo. 😀

Me llamo Alex, soy de Barcelona, tengo 38 años (2018) e inicio este nuevo blog para contar mi experiencia personal de cómo es volver después unos 8 años “sin sudar la camiseta” volver a sudarla.

La idea surge 1 año después de volver a mi deporte después de 20 años sin practicarlo, el Judo. Soy cinturón marrón y quería volver para sacarme esa espinita de llegar al menos al cinturón negro. La única razón no era solamente esa, el tener una vida sedentaria de solo trabajo hacía que mi salud acabase perjudicada, así que tuve la excusa perfecta para volver.

Pero la cosa no fue tan bien, al tercer día y tomándomelo con calma la vuelta sufrí una fisura en el menisco izquierdo, que me tuvo entre pruebas médicas, rehabilitación y acabar de fortalecer 6 meses. Un buen susto que me hizo plantearme mi vuelta de forma más calmada. 😩

20 días después de mi vuelta y viendo que aguantaba bien, hacía mis calentamientos con la calma e iba sudando mi kimono la desgracia volvió sobre mí en el tercer ejercicio de calentamiento. Rotura de gemelo. 1,5cm que me mantuvo unos 5 meses apartado aproximadamente. ⚠

No entendía que podía estar pasando. Había mejorado bastante mi alimentación, empezaba a ser menos sedentario yendo de un sitio para otro a pie, descansaba mejor no acostándome tan tarde, me sentía incluso mejor. Eso fue para mí un hundimiento moral, 2 lesiones graves en 1 mismo año, si quiera había conseguido hacer 1 mes completo de Judo en 11 meses.

Pero es aquí cuando empieza mi aventura personal de vuelta a “sudar la camiseta”. Una tarde quedé con alguien para dar una caminata por Barcelona y descubrí en esa persona lo que es la fuerza de voluntad para conseguir algo con constancia levantándose a las 6am de la mañana para preparar en su caso una Maratón.

Eso me hizo ver las cosas desde otro punto de vista, aunque estuviese lesionado, me animó a no rendirme y aunque las cosas cuesten y duelan podemos conseguir nuestras metas. 🏁

Así pues, después de esas tardes y bajo consulta del traumatólogo y fisioterapeuta que me llevaban les consulté si había problemas en dar caminatas largas con tramos de escaleras y cuestas para recuperar el gemelo y fortalecerlo. Su respuesta fue que mientras no se me cargase demasiado el gemelo no había problema, pero sin pasarse.

Así pues, decidí ponerme manos (o piernas a la obra). Quise controlar más mi actividad, así que me fui a eBay y adquirí un “podómetro Lemfo S2” chino que al menos me contabilizaría los pasos dados diariamente. Seguido de eso, haría el esfuerzo de levantarme también a las 6am y realizar mi recorrido antes de ir a trabajar y por la tarde complementar otra caminata más hacia rehabilitación (40 minutos de ida con cuestas inclinadas y 40 minutos de vuelta más relajado con bajadas).

Mi día a día empezó a cambiar. Solo subir un tramo de escaleras me hacía sudar, pero con cada día ejercitado me costaba menos y notaba el cambio en mi cuerpo llegando a perder a fecha de este post casi 16 Kg estables como lo llamo yo, conseguir mayor potencia de piernas y sentirme más ligero a la hora de hacer cualquier actividad física. Y lo más importante, encontraba más motivación para seguir trabajando.

Desde este blog espero poder aportar a todo el mundo que le interese mi experiencia personal de vuelta al deporte, consejos o artículos que me parezcan interesantes de otras webs (enlazándolos), material utilizado desde mi uso personal o aportes que me puedan hacer conocidos.

Sed bienvenidos todos. 💪😃 🎽🏅

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *